UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD DESTINADA A LA ATENCIÓN A ALUMNAS CON DISCAPACIDAD AUDITIVA EN UNA ESCUELA TELESECUNDARIA

CINTHIA GUADALUPE ROCHA CRUZ

El expuesto ensayo académico da pie al análisis de la importancia que tiene brindar una educación de calidad en relación con la realidad escolar y las posibilidades contextuales a alumnas con discapacidad auditiva.

La educación debe ser la encargada de ampliar las oportunidades, instrumentar las relaciones interculturales, reducir las desigualdades entre grupos sociales, cerrar brechas e impulsar la equidad (SEV, 2012, p. 20) creando una apertura ante la diversidad que existe en nuestro país, reconociendo de esta manera que la educación debe ser inclusiva y pertinente para todas las personas.   Todo esto se muestra en el trabajo que lleva a cabo la educación especial como apoyo a la educación regular y dentro de la educación básica, sustentando dentro del marco legal, como menciona principalmente el artículo 41 de la Ley General de Educación, que dice:

“La educación especial tiene como propósito identificar, prevenir y eliminar las barreras que limitan el aprendizaje y la participación plena y efectiva en la sociedad de las personas con discapacidad, con dificultades severas de aprendizaje, de conducta o de comunicación, así como de aquellas con aptitudes sobresalientes. Atenderá a los educandos de manera adecuada a sus propias condiciones, estilos y ritmos de aprendizaje, en un contexto educativo incluyente, que se debe basar en los principios de respeto, equidad, no discriminación, igualdad sustantiva y perspectiva de género.” (p. 18)

Las diversas condiciones de las personas no pueden ser limitantes en la determinación de las múltiples capacidades y habilidades que uno puede llegar a desarrollar. Por ello, este ensayo busca sistematizar la realidad de dos alumnas con discapacidad auditiva (SEP, 2010) “es la dificultad o imposibilidad de utilizar el sentido del oído; en términos de la capacidad auditiva, se habla de hipoacusia y de sordera.” (p. 139)

Las alumnas se encuentran integradas en una escuela de educación regular, a pesar de no tener un sistema de comunicación estandarizado que aporte a la accesibilidad de información y con base en esto, al desarrollo cognoscitivo el cual se define como (Vygotsky, 1962) “El desarrollo intelectual del niño se basa en el dominio del medio social del pensamiento, es decir, el lenguaje” (p. 24). Con lo anterior, el autor bajo su punto de vista contribuyó a concluir que el conocimiento se constituye entre las personas con las que el individuo interactúa en los contextos que se desenvuelve.

Los alumnos con discapacidad luchan día a día contra aquellas necesidades que les impone su condición al exponerse ante la sociedad y aquellas barreras con las que la misma obstaculiza su vida de forma plena según sus capacidades acordes a su condición reflejada en limitantes comunicativas, (E.A., 1995) los factores que afectan de forma precisa al desarrollo lingüístico del chico sordo es sin duda el grado y tipo de déficit auditivo. Como es lógico, el desarrollo comunicativo y lingüístico está mucho más comprometido cuando se trata de una deficiencia grave o profunda y cuando ésta es congénita o, al menos, ha sido adquirida en la etapa prelocutiva. (p. 190)

En relación a los retos que en general una persona con discapacidad auditiva se enfrenta en consecuencia de sus limitantes comunicativas las puedo visualizar acorde a la realidad que viven mis alumnas, las cuales son dos chicas que presentan hipoacusia bilateral profunda viéndose retadas por los contextos que las rodean, en lo particular refiriéndonos al contexto escolar y situaciones pedagógicas en los que se encuentran integradas, pudiendo hacer una reflexión debido a las limitaciones en su competencia comunicativa, por ello es difícil el que puedan incorporar el conocimiento a la par de sus iguales, debido a que en primer lugar de causas se hallan las fallas en el proceso de atención que las chicas han tenido desde niveles iniciales de la educación teniendo como justificación aquellos agentes de la educación el no haber tenido la competencia comunicativa adecuada a sus condiciones, así como de negligencias por parte de la familia de las chicas respecto a la falta de información.

Las pérdidas auditivas se pueden dar a partir del momento (SEV,2008) ya sean las prenatales (durante el embarazo), perinatales (durante el parto) o postnatales (después del parto). (p. 8)

A su vez dichas pérdidas auditivas se clasifican según el momento de adquisición como antes se mencionó, así como su localización (SEV, 2008):

Según su tipo de perdida se clasifican en conductivas localizadas en el oído externo o medio; las neurosensoriales localizadas en el oído interno; las centrales localizadas en la corteza cerebral y las perdidas mixtas localizadas en el oído externo o medio y el interno.

Por otra parte, el indicio de la sordera se puede dar en dos tiempos diferentes ya sea de forma Prelocutiva (SEV, 2008): Cuando el problema aparece desde el nacimiento antes de adquirir el lenguaje oral, es decir, en niños menores de 3 años. Postlocutiva: Cuando la sordera aparece después de la adquisición espontánea del lenguaje. Aproximadamente entre los 3 y los 3 1/2 en adelante. (p. 11)

La importancia de considerar toda la etiología de la discapacidad aportará a dar una atención más adecuada a las necesidades que el alumno requiera de acuerdo a sus características particulares, ya que el hecho de que se tenga una discapacidad no quiere decir que todos los alumnos que cuenten con la misma tendrán idénticas necesidades, pues éstas van de acuerdo al caso particular de cada individuo.

Retomando con más puntualidad la atención educativa que se dará a los alumnos sordos, ésta depende de los niveles y ejecuciones en sus diversos procesos y funciones, esto requiere de una evaluación exhaustiva, ya que la condición de los alumnos demanda una atención adecuada, rigurosa y con menores fallos debido al momento de desarrollo humano en el que se encuentran. Lo anterior es difícil de estructurar desde lo básico, toda vez que ellos han generado por su cuenta un sistema de comunicación funcional pero limitado a la vez para el desarrollo integro.

Es ahí donde comienza la presentación de competencias docentes con fines de poder ejercer una educación de calidad frente a la heterogeneidad del alumnado, es de importancia mencionar que la enseñanza se determina a partir del conocimiento previo sin importar el nivel educativo, (Perrenoud, 2004) el alumno no es una tabla rasa, una mente vacía, al contrario, sabe «un montón de cosas», se ha hecho preguntas y ha asimilado o elaborado respuestas que le satisfacen de forma provisional. (p. 18)

Si bien es complejo hablar de conocimientos previos en el caso de alumnos con discapacidad auditiva, lo es aún más cuando el chico no cuenta con una competencia comunicativa consuma, efectuando en sí, que este se encuentra muy empobrecido sin exponer los múltiples factores que aporten como barreras en el caso del contexto familiar y escolar.

Crear un aprendizaje significativo requiere de un trabajo exhaustivo, como prueba podemos citar lo que (Perrenoud, 2004) dice, «No puedo hacer nada por él, si no quiere curarse», dirá todavía hoy un médico desesperado por la falta de cooperación de su paciente. «No puedo hacer nada por él, si no quiere aprender», dirá o pensará también un profesor. (p. 51)

Ahora bien, el poder cuestionar sobre lo que un alumno necesita para lograr un aprendizaje es difícil, lo es más todavía cuando se debate en el caso de aquel chico que ni siquiera es consciente del derecho que como persona tiene para poder elegir lo que quiere, por el simple hecho de no concretar un sistema de comunicación que aporte a tener accesibilidad coherente a la información que interactuará en cualquier momento de la vida cotidiana.

Retomando con ello la relación de esta situación con lo que cada una de mis alumnas presenta se puede mencionar que unas de las causas principales son las desidias por su atención con la mejor calidad posible, es por ello el como las alumnas se han visto afectadas teniendo como consecuencia: rezagos tanto escolares pero mayormente personales que limitan el poder ser parte de una comunidad y aportando limitaciones en cuanto a sus interacciones y relaciones que el mismo desarrollo va requiriendo para ver la vida del ser humano en la calidad mayormente óptima.

Por ello, el papel que desarrolla el docente en la vida de estos alumnos es de esencial importancia en donde de acuerdo a la atención a chicos y más a la atención de aquello con grandes dificultades, el docente requiere de poner en juego (Perrenoud, 2004) competencias referentes a la didáctica y en evaluación, pero también capacidades relaciónales que permitan hacer frente, sin desmontarse, ni desanimarse, a resistencias, miedos, rechazos, mecanismos de defensa, fenómenos de transferencia, bloqueos, regresiones y todo tipo de mecanismos psíquicos debido a los cuales se conjugan dimensiones afectivas, cognitivas y relaciónales para impedir aprendizajes decisivos para empezar o seguir con normalidad. (p. 47)

Remontando el objetivo principal que tiene este texto reflexivo, recae en que (UNESCO, 2008) el derecho por una educación de calidad sea asegurando equitativamente, requiere que las personas puedan acceder desde los iniciales niveles educativos con la seguridad de recibir una educación de calidad, sin necesidad de distinción sino más bien, poder aportar accesibilidad a las necesidades según la condición del alumno. Así mismo, gracias a lo anterior el desarrollo de la persona no se limita más de lo que su condición en comparación de la cotidianidad humana.

Asi pues, según la UNESCO (2008) la educación inclusiva es:

“Un proceso orientado a responder a la diversidad de los estudiantes incrementando su participación y reduciendo la exclusión en y desde la educación. Está relacionada con la presencia, la participación y los logros de todos los alumnos, con especial énfasis en aquellos que, por diferentes razones, están excluidos o en riesgo de ser marginados”.

Con base en lo anterior, éste ensayo tiene como única finalidad la accesibilidad a la información y a una educación de calidad para las alumnas sordas, tomando en cuenta que es necesario replantear prácticas que puedan estar al alcance la comunidad y que también exista a su vez, un compromiso por parte de la comunidad escolar, padres de familia y el contexto social más cercano en el que se ve inmerso el desarrollo de los alumnos. Basando dichas prácticas a partir del Modelo Educativo Bilingüe-bicultural (SEP, 2012) para la atención educativa de alumnos sordos es necesario que las autoridades educativas, tanto federales como estatales, promuevan los apoyos específicos que se requieren, como docentes especializados, contratación de adultos sordos que funjan como modelos de la lengua y cultura, y de intérpretes de la LSM; (p. 57)

Viendo lo anteriormente mencionado como beneficio para mejorar la calidad de vida que por derecho tiene cualquier ser humano sin importar su condición, pues con base en los recursos necesarios para una atención optima a personas con discapacidad auditiva, se requiere mayormente de hacer conciencia a las autoridades teniendo como único fin la vida de un ser humano y en el caso de este ensayo de aquellas personitas que apenas comienzan el camino por los aprendizajes que la propia vida van dando.

REFERENCIAS

  • (2010), Módulo VI. Guía para facilitar la inclusión de alumnos y alumnas con discapacidad en escuelas que participan en el PEC, México, SEP, 160 pp.
  • MEECE, Judith (2000), “El estudio del desarrollo del niño”, “Factores genéticos y ambientales de la inteligencia” y “Niños con necesidades excepcionales”, en: Desarrollo del niño y del adolescente. Compendio para educadores, México, SEP/Mc Graw Hill Interamericana, pp. 3-46; 170-178; 323-361. Biblioteca para la actualización del maestro.
  • PERRENOUD, Philippe (2004), “Organizar y animar situaciones de aprendizaje”, “Gestionar la progresión de los aprendizajes ” y “Elaborar y hacer evolucionar dispositivos de diferenciación”, “implicar a los alumnos en sus aprendizajes y su trabajo”, en: Diez nuevas competencias para enseñar. México, SEP/Graó, pp. 17-32; 33-46; 47-56; 57-66, Biblioteca para la actualización del maestro.
  • (2007), Programa y materiales de apoyo para el estudio: Atención educativa de alumnos con discapacidad auditiva. Licenciatura en educación especial, México, SEP, pp. 45-56, 103–110.
  • UNESCO (2008), La educación inclusiva: El camino hacia el futuro. Una breve mirada a los temas de educación inclusiva. Aportes a las discusiones de los talleres. UNESCO.
  • E.A. (1995) Deficiencia Auditiva aspectos psicoevolutivos y educativos. Málaga.
  • SEP. (2012). Orientaciones para la atención educativa de alumnos sordos que cursan la Educación Básica, desde el Modelo Educativo Bilingüe-Bicultural. México: SEP
  • Ley general de educación (1993). Última reforma publicada DOF 01-06-2016. Recuperado el 18 de septiembre de 2016 de
  • http://www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/558c2c24-0b12-4676-ad90-8ab78086b184/ley_general_educacion.pdf
  • SEV. (2008). Curso: La educación del niño sordo: Educación especial estatal. Veracruz: SEV